¿Por qué perder las esperanzas de volverse a ver?

31 Dic

Llegó el fin de año, y con él las fiestas con abundante cotillón, la venta de ropa interior y flores amarilla ha colmado las calles y la gente mentalmente hace cuentas de sus propios actos, algunos se ponen felices por sus logros, otros algo nostálgicos por x razones, pero a la hora de recibir las 0:00 hs del 1 de enero del 2011 sonará esa vieja y clásica canción afro que en el Perú todos conocemos como el Jipy Jay.

Todos se abrazan, bailan, lloran, comen uvas, queman sus muñecos, se bañan en champagne, corren con sus maletas y de fondo la infaltable cancioncilla, que haciendo la consulta, muchos peruanos creen que es nuestra.

El ritmo criollo con cajón y guitarra, no es más que una adaptación nuestra, y en verdad la canción aunque ya prácticamente sea universal, es escocesa.

Se imaginan a un escocés acompañado de su gaita, cual príncipe de la colina de Candy tocando el Jipy Jay, pues bien, la canción se llama en realidad “Auld Lang Syne”, que en su idioma significa literalmente “Hace mucho tiempo” y que algunos por estas latitudes también la conocen como “La canción del adiós”.

Antes de ser canción fue un poema escrito por el Robert Burns, uno de los poetas escoceses más populares, pero y qué hay de la tonadita, la melodía que acompaña al poema de Burns, pues simplemente es anónima, pero que pertenece al folclor de Escocia.

Lo interesante de Auld Lang Syne es que ha trascendido las fronteras del espacio tiempo y ha llegado, nuevamente, para despedir este año 2010 con toda la vigencia que tuvo muchos años atrás y que lo más probable es que la sigamos escuchando en celebraciones futuras, y es que la canción es tan solemne que además de ser un clásico del año nuevo, también la usan para despedirse los amigos en campamentos, cuando alguien inicia o termina un viaje o durante un funeral.

Lo interesante y aún enigmático es que la letra tampoco fue enteramente de Robert Burns, sino que la recogió oralmente de un anciano que le dijo que la había aprendió “Hace mucho tiempo”

A continuación la letra original:

 Auld Lang Syne

Should auld acquaintance be forgot
And never brought to mind?
Should auld acquaintance be forgot
And auld lang syne?

Refrain
For auld lang syne, my dear
For auld lang syne
We’ll take a cup of kindness yet
For days auld lang syne
We twa hae run about the braes
And pou’d the gowans fine meaning: pulled daisies
But we’ve wander’d mony a weary fitt : foot
Sin’ auld lang syne. : long ago
We twa hae paidl’d in the burn
Frae morning sun till dine meaning: dinner time
But seas between us braid hae roar’d : broad

Sin’ auld lang syne.
And there’s a hand, my trusty feire
And gie’s a hand o’ thine
And we’ll tak a right gude-willie waught

For auld lang syne.
And surely ye’ll be your pint-stowp
And surely I’ll be mine
And we’ll tak a cup o’kindness yet
For auld lang syne.

 Letra traducida

¿Deberían olvidarse las viejas amistades
y nunca recordárselas?
¿Deberían olvidarse las viejas amistades
y los viejos tiempos?

Por los viejos tiempos, amigo mío,
por los viejos tiempos:
tomaremos una copa de cordialidad
por los viejos tiempos.

Los dos hemos correteado por las laderas
y recogido las hermosas margaritas,
pero hemos errado mucho con los pies doloridos
desde los viejos tiempos.

Por los viejos tiempos, amigo mío,
por los viejos tiempos:
tomaremos una copa de cordialidad
por los viejos tiempos.

Los dos hemos vadeado la corriente
desde el mediodía hasta la cena,
pero anchos mares han rugido entre nosotros
desde los viejos tiempos.

Por los viejos tiempos, amigo mío,
por los viejos tiempos:
tomaremos una copa de cordialidad
por los viejos tiempos.

Y he aquí una mano, mi fiel amigo,
y danos una de tus manos,
y ¡echemos un cordial trago de cerveza
por los viejos tiempos!

Por los viejos tiempos, amigo mío,
por los viejos tiempos:
tomaremos una copa de cordialidad
por los viejos tiempos.

Y seguro que tú pagarás tu caña.
Y seguro que yo pagaré la mía…
Y, aun así… ¡echaremos ese trago de cordialidad
por los viejos tiempos!

Versión en español
También conocida como Vals de las velas (el texto es diferente al original escocés)

Igual que en viejos tiempos
con solemne ritual,
se apaga de una a una
de las velas el brillar.

Igual que en viejos tiempos
prometemos recordar
las horas de felicidad
que acabamos de pasar.

No importa si un destino cruel
nos ha de separar,
por siempre nos querremos bien
de estas horas recordar.[

No hay duda que cada país le ha dado su toque a esta canción y la versión peruana cantada por Pepe Vásquez, también deja sentir esa mezcla de alegría y tristeza que se recuerdan sólo en ciertos momentos claves de la vida. Feliz año a todos desde Argumentando lo inargumentable.

Versión peruana

¿Por qué perder las esperanzas
de volverte a ver?
¿Por qué perder las esperanzas
si hay tanto querer?

No es más que un hasta luego
no es más que un breve adiós
muy pronto junto al fuego
nos reunirá el Señor.

Con nuestras manos enlazadas
Muy junto al calor,
formaremos esta noche
un círculo de amor (bis)

Pues el señor nos proteja
y nos va a bendecir
seguro que algún día
nos vuelve a reunir (bis)
]

El espan-pantoso pan-panamericano

19 Nov

Siempre me gustó la música italiana, y uno de mis músicos favoritos es Renato Carosone, quien interpreta canciones como la “Piccolissima Serenata”, “Mambo Italiano”, que recientemente fue utilizada en publicidad, y el clásico “Tu vuò fà l’americano”.

te quieres hacer el americano

Aunque vaya en contra de lo que predica el canal Boomerang y los chocolates Sorrento, yo diría que lo bueno no siempre regresa, o si regresa ya no es lo mismo que fue antes. Con esto me estoy refiriendo justo al tema de Carosone, Tu vuò fà l’americano, que llega y se populariza en nuestro medio como el “Pan-panamericano”, canción de ambiente, por excelencia.

El tema se da cuando en mi oficina yo estoy escuchando la canción (obviamente la versión italiana) y una compañera de trabajo me dice, “uy, te gusta el ambiente”, Mi poner cara de no entender, y ella explicar: Esa es una canción de ambiente y se llama el pan-panamericano. Entonces la curiosidad me llevó a escucharla en una radio que la pasa, sin exagerar, todo el día, y lamentablemente debo decir que a diferencia de otros covers, éste deja mucho que desear, y no es que tanga nada contra las canciones de ambiente o la cultura gay, ya que muchas canciones de new wave han sido muy bien adaptadas o modernizadas. Así que por ahí no va el asunto, lo que pasa es que el tema ha perdido su esencia, tanto rítmica (con su swing y jazz), como significativamente; ya que la canción original era la sátira de un italiano-napolitano que se la pegaba de gringo y haga lo que haga para parecer yankee sus raíces italianas no se las cambia nadie.

 Un aspecto importante a decir es que el italiano napolitano varía un poco, quizás en algunos casos bastante, del italiano convencional, y también gracias a eso la canción se hace aún más divertida.

Vayamos a la traducción entonces

El título: Tu vuò fà l’americano, siginifica algo así como (tú pretendes ser americano) o quieres hacerte el americano.

Tu vuò fà l'americano

(1) La bebida italiana por excelencia es el vino, que contiene un grado alcohólico del entre el 7 y 14%, por eso que cuando toma whiskey americano que antes venía con más de 50 % de alcohol, pues definitivamente le iba a caer mal.
(2) Hace referencia a los cigarrillos rubios Camel, populares en Estados Unidos durante esa época.
 (3) La cartera de mamá, acá se usa como “joda” ya que los italianos son bastante arraigados a la familia, y los americanos suelen verse como más independientes.
(4) Sigue la broma diciendo Italia en inglés.
(5) El italiano siempre fue el lenguaje del amor, de los poetas, de Romeo y Julieta, etc. por eso cuando dice “I love you”, definitivamente no suena ni bien, ni romántico.

La canción ya era harto conocida, aunque mucha gente crea que es nueva, porque incluso aparece en la película “El talentoso Mr. Ripley” con Matt Damon y Jude Law; y mucho años atrás también aparecía en la película “It stated in Naples” con la bella, Sofía Loren. Desde entonces la canción ha sido interpretada muchas veces y por varios artistas, una versión que me gusta mucho es la que realizó Danny Brillant, juntamente con el video.

¿Qué más puedo decir? Espero que las nuevas generaciones sepan diferenciar, así como el cisne blanco, la leche del agua.

La Genealogía del Rock

18 Nov

¿De dónde viene el Rock?

Sabido es por muchos que el rock tiene sus raíces en el country y en el blues y estos a su vez de los ritmos traídos del Africa por la gente negra. Otro gran regalo que África le dio al mundo, pero si queremos seguir los avances del género hasta nuestros tiempos tenemos que empezar a desmenusar y seguir, algunas veces en línea recta y otras no, los derivados de la música de Elvis.  Como no me considero tan entendido en el tema, pero sí lo bastante melómano y friki he decidido colocar la genealogía del rock hecha por Jack Black en una pizarra en la película School of Rock, la cual de por sí, me parece un peliculón y cualquier amante del género o aquellos que hayan querido formar o hayan tenido su propia banda de rock sabrán apreciar. Busqué y googleé por internet para descargar una buena imagen de la genealogía del rock y compartirla con ustedes, al no hayarla tuve que hacerla yo mismo a mano, en corel claro; pero a mano. Así que sólo tienen que dar click y otro click más a la imagen para que aparezca en sus dimensiones reales y vean un resumen bastante digerible de la historia del rock.

¡Provecho!

Genealogía del Rock

Historia del rock

¡¡¡El “boom” hace estruendo de nuevo!!!

26 Oct

 “Varguitas”, considerado por algunos como el que encendió la mecha del llamado boom latinoamericano, finalmente consiguió el único premio literario que le fue esquivo por años. Eterno candidato del certamen y más quemado que Lulú en la arena política, Marito debió sentirse dentro de una obra de realismo mágico cuando recibió la notica que había ganado el premio nobel de literatura. Como persona, el pueblo peruano a Vargas Llosa lo odia o lo ama, sin embargo sus obras que ya son de carácter universal serán apreciadas por siempre. Con este comentario hacía notar a través de mi cuenta de Foros Perú mi alegría por la noticia del triunfo de nuestro escribidor. Lo segundo que hice fue entrar a wikipedia para actualizar los datos de Mario, y vaya sorpresa, ya habían puesto al día la página y encima muy bien editada (para eso sí que somos rápidos los peruanos), así que me contenté con editar páginas menores… en fin, la noticia del premio tuvo una repercusión increíble en todos los ámbitos, desde el literario y político, hasta el marketero y económico; y es que cuando se está de racha, se está de racha, y así lo pudimos comprobar al leer el artículo de Andrés Oppenheimer: Vargas Llosa y el ascenso de Perú, pero más que una simple conjunción azarosa estamos frente al fruto del esfuerzo de un escritor, que está vigente hasta ahora. Vargas Llosa siempre tuvo como ideal, escribir la novela total, una obra perfecta que narra a través de muchos puntos de vista los mismos acontecimientos; un excelente ejemplo de ello es la novela “La fiesta del Chivo” donde vemos cómo sus personajes describen cómo vivió cada uno el asesinato del dictador Trujillo. (Aunque dijeron que el Nobel se lo dieron por otro trabajo) Finalmente podría decir que si bien Mario no “explotó” en el momento del “boom” hace 28 años, como sí lo hiciera García Márquez; el escritor peruano ha hecho que la literatura Latinoamericana evolucione y no nos quedemos en la época en la que el hielo era visto como una novedad y Sudamérica como una gran compañía bananera.

¿Halloween o canción criolla?

6 Oct

Cuando el chovinismo disfrazado nos quita nuestros dulces

Otro mes de octubre se avecina,  y ahora medio cabalístico, el mes 10 del año 10; donde siempre se anuncian movimientos sísmicos y la imagen de los señores de los temblores, Pachacamac o de los Milagros apaciguan el temor de sus seguidores. El ambiente se torna morado, las calles huelen a turrón e incienso y  el pueblo peruano avanza a paso de procesión listo a festejar  el día 31 su fiesta más popular… la pregunta es cual.

Hace pocos años el criollismo le declaró la guerra abierta al halloween. Desde entonces el simple hecho de anunciar que te vas a disfrazar y celebrar el día de las brujas es como decir en el Medioevo que la tierra era redonda.  Sin embargo no siempre fue así. En los legendarios años 70 y 80 los niños en la noche del 31, emulando a sus personajes favoritos, se volcaban a las calles, bolsa en mano, para comenzar su recolección de dulces y fue así  que toda una generación llena de caries creció feliz; para luego, ya de jóvenes,  competir por el mejor disfraz en las discotecas.

La marketeada muerte del “Zambo” Cavero y el chovinismo re-loaded, producto quizás de la izquierda del siglo XXI, han dividido al país en dos: “los criollos vs. los alienados”. Pero, ¿De verdad es alienado alguien que celebra halloween? En muchos lugares  del mundo se celebra el día de los muertos o todos los santos, y en Latino América, particularmente en Perú, hacen de esta fiesta algo especial, cargada de tradiciones ancestrales donde los vivos brindan con los muertos y les dedican canciones que esperan sean escuchadas en el más allá. Entonces por qué se la agarran contra el Halloween, que no es más que la verbena, la víspera de esta celebración, sólo que con un toque irlandés.  Respuestas aparentes hay muchas, como decir “primero tienes que amar lo nuestro”, sin embargo hace tiempo que nos rendimos ante la comida china, tanto que incluso le cambiamos de nombre a “chifa”. ¿Acaso no puede pasar lo mismo con el día de las brujas?.  Otros dicen que los niños deberían escuchar  música criolla. Alguien que haya escuchado regularmente música criolla, sabrá muy bien que sus letras no están dirigidas a un público infantil. Y finalmente los que argumentan que el halloween es un culto al diablo, cuando de hecho es todo lo contrario.

Un hecho curioso es que en Cusco, conocida capital del imperio inca, donde el regionalismo de los lugareños se hace sentir en todo el país, el 31 de octubre miles de niños oriundos y de todo nivel socio económico salgan con su disfraz y su calabacita a celebrar el halloween, las tiendas alrededor de la plaza son decoradas para la ocasión con murciélagos y telarañas, y en todas las discotecas los turistas y cuanto gringo loco haya, también lucen sus mejores atuendos de vampiros, morticias, y piratas.  Allá son escasos los lugares donde se festeja la criollada, quizás porque esa fiesta es más para limeños. Cualquiera que sea la razón, el cusqueño no se hace problemas e igual se divierte; ya que lo mismo ocurrió con la religión y su sincretismo, donde adorar a Dios al final fue lo mismo que adorar a Wiracocha; ahora la celebración del  día de las brujas también se va mezclando entre locales y extranjeros, dándose aquí por primera vez y por extraña coincidencia lo de “Perú crisol de razas”.  ¿Entonces por qué no de gustos?

¡Ojo pestaña y ceja; los hombres no se dejan!

29 Sep

En pleno siglo 21, cuando  ya está a punto de salir al mercado los anticonceptivos masculinos y las mujeres en otra parte del mundo ya usan condones femeninos; la moda es ahora el delineador de ojos para hombres. Aunque recordemos que la moda es cíclica ya que en el antiguo Egipto los faraones y la gente acomodada fueron los primeros guyliners de la historia. Regresando a nuestra era, no fue hasta hace mucho que los chicos de ojos delineados eran sólo gays, metrosexuales o emos llorones,  sin embargo la moda ha cobrado fuerza y algo de virilidad para ahora también ser aceptada por los ubbersexuales , que son metrosexuales con un poco más de testosterona, y los artistas, como el vampiro, Robert Pattinson;  Johnny Depp, cuando hace de Jack Sparrow; el cantante,  Brandon Flowers de The Killers; Billy Joe Armstrong de Green Day o el legendario Keith Richards de los Rolling Stones.

En fin, el asunto es que ahora…  ¡los hombres también podemos!

Así  que te voy a dejar unos tips de belleza, sí para ti, macho cabrío que quieres resaltar el poder de tu mirada. ¿Qué pasa, ah? ¿Qué, sueno a comercial  de Max Factor? Esto es cosa de hombres por si acaso, así que tomen nota.

1- Compra sólo delineador negro
 A diferencia de las mujeres que pueden echarse a la cara todo el arco iris, los hombres sólo deben aferrarse a este color básico.

2 – Comienza con el lápiz delineador

Los lápices son más suaves y harán que cometas menos errores si usas uno líquido. Una vez que domines el lápiz, podrás pasar el delineador de tu preferencia.

3 – Mano firme

Apoya tu brazo sobre el counter del baño y acércate lo más posible al espejo. Mantén tu mano lo más quieta posible mientras te aplicas el delineador, ya que una mano nerviosa, sólo te traerá pésimos resultados.

4 –  Mientras más grueso mejor

Delinea tus ojos arriba y abajo y de esquina a esquina formando una línea gruesa.

5 – Dale su toque

Difumina el delineador de ojos hacia arriba y hacia fuera con el dedo o un difuminador profesional para darle un aspecto manchado y menos perfecto.

6 –  La práctica hace al maestro

Incluso las mujeres que usan delineador por años cometen errores, por ello ten siempre a la mano un removedor de maquillaje sobre todo las primeras ocasiones que empieces a usar el delineador.

Bueno esos fueron los consejos para todos los guyliners que recién empiezan a descubrir su belleza externa, y demás está recordarles que los hombres no deben llorar… sobre todo cuando usen delineador.

20 razones por las que amo a las combis

17 Sep

Si eres de los que están hartos de las “combis” y esperas que el próximo alcalde realmente haga algo para solucionar el problema del tráfico en Lima; te daré 20 buenas razones para que no odies nuestro medio transporte, mientras esperas sentado a que el tren eléctrico o el metropolitano pasen por tu casa.

20 razones por las que amo a las combis:

1) Porque son una buena excusa para caminar o usar la bicicleta.
2) Porque hacen que te esfuerces mucho más para que pronto te compres un auto.
3) Porque te ponen al día con canciones que “normalmente” no escucharías.
4) Porque te recogen y te dejan en la puerta de tu casa. ¡baja mi casa!
5) Porque les puedes regatear el precio. – habla china hasta…
6) Porque nos hacen pensar seriamente en la necesidad de un sistema de transporte integral, moderno y ecológico.
7) Porque se demoran tanto en llegar a su destino que te dan tiempo para dormir, leer o hacer las tareas.
8) Porque no tienes que bajar a comprar golosinas, suben a ofrecértelas.
9) Porque te cambian los billetes grandes. (siempre y cuando pagues tarifa completa)
10) Porque aprendes jergas: “apéguense”, “sopa”, “serafina”, “plomo”, etc.
11) Porque sacas fuerza en los brazos si viajas parado.
12) Porque te obligan a estar más atento. Si te distraes, no te dan tu cambio.
13) Aumentan tu equilibrio, gracias a los baches, la velocidad y las frenadas abruptas.
14) Ponen a prueba tu lógica ¿cómo es que entran 4 pasajeros sí sólo hay 3 asientos?
15) Te hacen ser más valiente. – Baja uno. Pie derecho. Pisa, pisa.
16) Porque te hacen vivir la emoción de un nascar en plena ciudad cuando hacen competencia entre ellos.
17) Porque te convierten en una persona más tolerante. (o quizás no) ¿Cuánto me dio?. Ya le di su vuelto. ¿Hasta dónde iba?
18) Porque te enseñan que todo policía de tránsito tiene un precio. Dale un cheque. Juégate una mano.
19) Porque te hacen sentir como juez de America´s got talent cuando tienes que evaluar qué historia que cuentan los vendedores al paso es verdadera y merece tu colaboración. Soy ex presidario, soy ex drogadicto, mi perrito se muere, etc.
20) Porque te hacen reír. Casi siempre el chofer y el cobrador tienen cara de chiste.

Argumentando lo inargumentable, siempre encontrando el lado positivo a las cosas.

¿Qué fue primero el huevo o la gallina?

27 Ago

Si bien este tema es harto conocido, y ya lo he comentado en algunos foros, pasaré a compartir  mi humilde apreciación sobre el mismo. Muchos son los que dicen que esta pregunta no tiene respuesta y que es casi controversial, y eso es porque la pregunta se extiende a las creencias mismas de las personas. ¿Cómo así? Pues partamos de la pregunta en sí, nótese que sólo tiene dos posibilidades: el huevo o la gallina. Ahora hagamos extensiva la pregunta, ¿crees en Dios o no?  ¿Y qué tiene que ver que yo crea en Dios o no, con la respuesta de esta pregunta? Pues esta es la mejor pregunta de todas, porque de acá podemos sacar la respuesta, que en realidad son dos y no una sola respuesta,  y todo dependerá de tu cosmovisión del mundo. Si eres creyente, crees firmemente en el Dios creador bíblico, pues la tienes fácil, la respuesta será la gallina; ya que Dios creó a los animales, es decir creo primero a la gallina que luego pondría sus huevos. Ahora, si eres del otro bando, pragmático y científico, también es sencillo, tu respuesta será el huevo, ¿por qué? Porque los científicos en su mayoría defienden la postura evolutiva, por tanto la evolución nos dice que las formas de vida más complejas evolucionan de las formas de vida más simples. Por tanto, el huevo no es más que una célula, en grande y por tal motivo tiene que haber sido éste el precedente de cualquier gallina, por más antigua que esta fuera.

Claro algunos dirán, pero ya leí en internet que ya habían descubierto los científicos gracias al computator HECTOR que la gallina fue primero, si pues quizás se basaron en esto…

el  huevo o la gallina

¿Por qué sentimos celos los humanos? Parte III.

27 Ago

Muchas gracias a quienes hayan seguido esta pequeña saga desde su inicio. A quienes hayan llegado aquí sin leer las partes anteriores en que discutimos el tema en cuestión, les ruego hacer clic en los respectivos links para leer la parte I y la parte II de “¿Por qué sentimos celos los humanos?” A continuación presento la tercera y última parte de mi apreciación con respecto a este polémico tema.

Como confesé en el artículo anterior, a pesar de que a primera vista pueda parecer así, los celos no son una expresión de la monogamia. No señores, no lo son; ni siquiera los celos de pareja. Parecía lógico pensar que el sentido de individualidad que tenemos los humanos podría obligarnos a querer mantener una relación única con una persona a la que reconocemos como única.

Pero si los celos fueran solamente una expresión de la monogamia, sería inconcebible que, por ejemplo, un sultán cele a cada una de las mujeres de su harem, lo cual es completamente posible en ese y también en otros casos de relaciones polígamas menos oficiales. Otro argumento en contra de aquella conclusión es que, como dije en el artículo anterior, podemos sentir celos por personas con quienes no mantenemos una relación de monogamia: nos ponemos celosos porque nuestro mejor amigo se diviertió más con otra persona, porque nuestra mascota le movió más la cola al invitado, o porque la tía Gertrudis resaltó más las virtudes de los primos que las nuestras.

Vemos así, que el asunto es más profundo de lo que aparentaba. Los celos son una expresión de nuestra necesidad de apoderarnos de aquello que amamos. Y para saber si son naturales o no, tendríamos que preguntarnos si aquella necesidad es algo natural o algo artificial. Pero quisiera dejar esta pregunta de lado por un momento para concentrarme más bien en encontrar la fuente de aquella necesidad y, a partir de eso, decidir si se trata de algo propio de nuestra naturaleza o de algo aprendido.

Mantengo la idea de que los celos son en gran medida ocasionados por este sentimiento de individualidad que poseemos los humanos. Y es que este sentimiento es una cosa realmente curiosa porque no es ni “bueno” ni “malo” (o a lo mejor es ambos). Lo que sucede es que es maravilloso saber que no hay alguien igual a ti, tú eres único, realmente irremplazable. Pero es a la vez angustiante saber que no hay nadie exactamente igual porque eso significa que estás solo, absolutamente solo en tu particular forma de ser.

Es interesante que la toma de consciencia de este hecho haya sucedido en la historia evolutiva del hombre tal como sucede nuevamente en cada uno de nosotros cuando somos niños. Verán, cuando nacemos, no vemos la diferencia entre nosotros y nuestra ropa, o entre nosotros y nuestra madre. Para el niño, todo forma parte de una gran unidad. Pero llega un momento en que sentimos frío o hambre y nos damos cuenta de que falta la ropa o, peor aún, falta la madre para alimentarnos. Entonces es cuando empezamos a reconocer nuestro propio yo, separado del resto. Lo hacemos a través de una forma de sufrimiento y vaya que nos sentimos solos y desamparados en ese momento.

Pero el recuerdo no se almacena a un nivel consciente – a esa edad todavía no hemos aprendido a recordar de cualquier manera. Lo que nos queda es un lastre en el subconsciente que se suma al que ya teníamos en los genes. Y ese lastre, esa sensación de desamparo y de separatividad, de estar inexorablemente solos, es la que nos genera la necesidad de estrechar lazos… a toda costa.

Queremos unirnos con alguien y al lograrlo y luego vernos potencialmente reemplazados, nos angustiamos ante la idea de perder esa conexión que logra que dejemos de sentirnos solos en el mundo. Por lo tanto, nuestra primera reacción es “proteger” esa conexión a toda costa; pero precisamente, es una “primera” reacción, o una reacción primaria, si se quiere; una primitiva, porque nos hace creer que proteger esa conexión significa evitar el contacto entre la persona con quien la compartimos y el resto del mundo.

Pero no es así: todos sabemos que para cuidar una relación, lo primero que tenemos que cuidar es nuestro propio desarrollo personal; también sabemos que realmente no estamos solos y desamparados y que no necesitamos que nuestros amigos y familiares sean exclusivos para que nosotros seamos irremplazables. Sí, respuesta obvia: al final es cuestión de madurez.

Entonces, ¿son los celos naturales o no? Yo diría que son un poco de ambas. Naturales porque nacen de un proceso natural en la vida humana, y artificiales porque no son propios de una naturaleza completamente desarrollada, sino más bien de una etapa primitiva del hombre.

Nota final: no a la justificación de los celos bajo la excusa de que son naturales y sí a la lectura de ensayos como “El arte de amar”, gracias al cual pude aclarar muchas ideas con respecto a este tema. ¡Gracias, Erich Fromm!

El orgullo de los peruanos

27 Ago

Casi un mes ha pasado desde que los peruanos celebraron el 28 y 29 de julio; la sensación de cambio, el “optimismo” que alguna vez nos vendiera tiendas E.Wong  y los slogan estatales que nos demuestran que el Perú avanza (aunque no se sepa dónde), parecen haber tenido algún efecto sobre el positivismo del pueblo.

Desde hace algunos años atrás una cadena simultánea de hechos y circunstancias, como la crisis mundial del 2008, de la cual el Perú sorpresivamente salió bien parado, o los constantes disputas por la propiedad del pisco, o de la diablada con nuestros vecinos han hecho que los peruanos tomen conciencia de lo que son y que sientan orgullo ya no por cosas tan lejanas como la ciudadela de Machu Picchu o la de Caral o personajes de antaño como Miguel Grau.

Hasta hace algún tiempo, el peruano sólo miraba nostálgico por la televisión aquellos goles en blanco y negro  que alguna vez nos regalara Cubillas, o aquellos partidos de la selección de voleibol del 88 y se preguntaba cuándo me tocará a mí ver a mi país ganar.  Pues bien, ahora el Perú tiene para elegir a quién admirar, personajes de carne y hueso actuales, “vivitos y coleantes”, como Kina Malpartida, campeona mundial de box; la ya conocida Sofía Mulanovich, campeona de surf; la miss Mundo, Maju Mantilla o la nueva generación de chicas del voleibol;  porque en estos días el peruano saca pecho, por muchas cosas además de su gente, su comida, su música, hasta sus películas, aunque no las entienda, como el caso de la “Teta Asustada”. En resumen, el corazón de los peruanos parece haber vuelto a latir con fuerza, viendo como su terruño progresa, con nuevos cines por aquí y por allá, nuevos edificios, bus metropolitano, tren eléctrico,  hasta el guano de la isla nos ha dejado de apestar y ha vuelto a tener valor, además la integración de la raza andina, antes discriminada y que ahora es la protagonista de los medios de comunicación.

¿Vivimos un remedo de sueño americano, en el cual la gente apenas siente una ligera mejoría ya empieza a volar alto y siente que el Perú ya es un país del primer mundo?, ¿Aprenderemos algún día a amar una nación llena de gentuza que mete bala a niños de 3 años, que mea en la calle, que acepta y ofrece coimas, que te mete el auto y encima te insulta, que roba y secuestra a su antojo?  Sí la respuesta es sí, pues vamos por mal camino, ya que la mejoría de la nación no debe depender de factores externos (como todos los que he mencionado anteriormente) que nos hagan sentir mejor, sino de nuestro bienestar interno y cómo lo proyectamos a las personas. Si estoy bien conmigo mismo lo puedo estar con los demás. Parece que muchos ya se olvidaron de sus clases de ciencias sociales de primara, en la cual definen a la nación como la representación de nuestra sociedad, conformada por familias y las familias por individuos. Preguntémonos entonces, ¿Si el Perú tiene tantos logros entonces por qué de una vez  no somos una potencia? , es porque los méritos individuales de algunos peruanos pueden hacer sentir bien al pueblo,  pero el orgullo que sentimos en el mes de la patria debería ser propio y no ajeno. Qué hago yo por mi país y no qué hace mi país por mí, es una frase trillada de Kennedy, sin embargo poco aplicada. Así que si tú eres uno de esos peruanos que siente un orgullo chovinista por los logros de otros, por favor, colabora no ensuciando las calles, ni tocando el claxon sin sentido, respetando a los demás, cediendo el paso, tomando el bus donde corresponde, haciendo huelgas sin violencia y un largo etc. que en cada caso será más o menos, según le toque.  Recordemos que Japón no es un gran país por su territorio, sino por su gente; así que antes de hacer una patochada que deje mal al Perú (es decir a todos los peruanos) mejor hazte el harakiri.  Ahora sí, voy a retirar la bandera de mi techo, que hasta ahora no he sacado, por si acaso más por amor que por olvido. (¡Sí Juan!)