Archivo | De-generación Actual RSS feed for this section

Contigo Perú

25 Jul

Otro mes de julio se va y otro presidente llega. El balance con años anteriores podría decirse que es positivo, por lo menos anímicamente. Un Perú cada vez más orgulloso de su herencia cultural, celebrando los 100 años de Machu Picchu para el mundo; su herencia culinaria, pelando por la “causa” y el “suspiro” y por fin, después de casi 200 años,  celebrando su herencia racial.  Perú crisol de razas, dice el dicho y del dicho al hecho, parece ya no haber mucho trecho.

El manejo de la marca Perú, así como los recientes triunfos de nuestro seleccionados de voleibol y fútbol parecen haber contribuido enormemente con el objetivo de cohesionar a una sociedad, que estuvo siempre dividida étnicamente.

Con un trabajo parecido al que realiza publicitariamente United Colors of Benetton, nuestras “matadorcitas”  son un fenómeno social  que ha despertado el interés de los medios por su belleza, donde negra, rubia y chola lucen igual de encantadoras  y ganadoras. Esa mezcla de actitud vencedora con sus naturales atributos femeninos han hecho del seleccionado de voleibol un modelo a seguir donde todos nos vemos representados.

Algo similar sucede con la selección de fútbol,  “Perú loco y guerrero” decía el titular de un diario que refleja fielmente el sentir del pueblo que quiere triunfar, donde los tonos variopintos de piel de nuestros jugadores se unen en una bandera que sólo tiene dos, rojo y blanco.

La publicidad y los medios han hecho “normal” (algo que siempre debió haber sido) que los peruanos reconozcamos que somos diferentes, pero que peleamos por objetivos comunes, codo a codo, indio con blanco, chino con negro, etc. porque nos une un pasado y la esperanza de un mejor futuro.

Cada vez el Perú conoce más su pasado y más lo valora, que comentarios desatinados como el del Presidente García en contra de la creencia en los Apus y la cosmovisión andina, no sea ningún retroceso.

Otro 28 de julio está por celebrarse, pero que no quede tan sólo en el mecánico pasacalles militar, sino en el palpitar de una nación que vive su peruanidad de muchas maneras, pero sobre todo en esforzarnos en ser mejores cada día, cediendo el paso, no haciendo bulla con el cláxon, no ensuciando las calles, pagando nuestros impuestos, siendo amables con los demás  y respetándonos los unos a otros.

Feliz mes de la patria a todos.

Anuncios

¿El cholo agringado o el gringo acholado?

22 Mar

Una vez más asistiré a votar, con cierta fe en mi candidato, que ha sido elegido obviamente, por conocimiento de sus propuestas y su hoja de vida y quizás como siempre, mi candidato no salga, es más quizás ni pase a segunda vuelta.

Desde que tengo uso de razón recuerdo que el pueblo siempre se queja porque nos gobierna la oligarquía, los pocos adinerados de siempre, pero también desde la primera elección presidencial que me acuerdo entre Vargas Llosa y Fujimori, el que ha elegido al Presidente del Perú, siempre ha sido el pueblo y no al revés. Ya que Fujimori era visto como el chinito trabajador, emigrante, en su tractor, contra un intelectual como Vargas Llosa que era el favorito de los sectores A y B. Lo mismo pasó con Toledo, que vendió su imagen como la reencarnación de Pachacutec, aunque haya estudiado en Harvard y esté casado con una belga, tampoco siendo éste el candidato de la clase media alta, sino de las masas quienes vieron en su candidatura el cumplimiento de una profecía.

Ahora, las cifras de las encuestadoras están más apretadas, que los órganos genitales de PPK y los medios de comunicación están más interesados no en el primer y segundo lugar, sino en el primero y el último. ¿Por qué? Porque quizás entre ellos hay más que una simple rivalidad, una ex amistad por lo menos laboral, ya que Pedro Pablo Kuczynski  fue el ministro de economía de Toledo en su anterior gobierno, sino también por la diferencia étnico/cultural entre ambos. Por un lado tenemos al gringo PPK, con doble nacionalidad, que su impronunciable nombre lo hecho usar siglas como ocurre con Kentucky Fried Chiken o Head and Shoulders, o que su tamaño (altura y zapatos) y color de piel (rosadito) lo convirtieron en “blanco perfecto” para las mal intencionadas tías del “Llaoca” y que cambiaron las cifras de las encuestas en nuestro país,  beneficiando sustancialmente a Kuczynski  reflejándose claramente en un A.C. y D.C. (Antes de los cojones y después de los cojones). Además, toca la flauta… ojo que no estoy hablando en doble sentido, sino que el tío también toca la flauta traversa; PPK ha adoptado como mascota al cuy Ppkuy, roedor oriundo, que simbólicamente también nos vuelve a recordar la virilidad de este longevo personaje.  En pocas palabras, PPK un gringo que se muere por ser cholo, que tiene una gran empatía con la gente de la selva y también con sorprendente aceptación con los reacios y desconfiados pobladores de Puno. En Lima ni hablar, le bastó con usar las redes sociales, para estar primero en la capital.

Por otro lado está Alejando Toledo, que estando arriba de las encuestas, lo único que ha hecho es bajar, (aunque sigue primero)porque su estrategia de atacar al que está último sólo ha beneficiado al agredido y encima con el dichoso examen toxicológico que se negaba a realizar, aceptando hacérselo después con un laboratorio que dijo que no realizaba ese tipo de pruebas y encima fue  de carácter privado;  con esto lo único que hizo fue reforzar la imagen de mentiroso y juerguero que ya tenía el Past President.  Los analistas mencionan que el jingle de su propaganda, lo hizo, lo hará, sólo le han restado puntos, ya que obliga a las personas a hacer memoria de las obras del ex presidente;  el problema es que la gente suele recordar más lo malo que lo bueno y Alejandro Toledo tiene muchas cosas (Eliane, Zaraí, primos, juergas, etc.) que la ciudadanía no quiere que vuelva realizar.

Sin embargo, es muy probable que Toledo se vuelva a reelegir, que PPK no llegue ni a segunda vuelta y que nuevamente no salga el candidato de la clase media alta, pero por lo menos el Perú habrá vivido una fiesta electoral como pocas, con cosas, más que políticas y serias, divertidas y ocurrentes.

Como dice el dicho, dime quién es tu presidente y te diré que clase de país tienes.  ¡A reír!

Sobre la choledad

16 Mar

Viendo una entrevista en el canal de YouTube de Luis Carlos Burneo (AKA Henry Spencer), comencé a reflexionar sobre este asunto de la choledad y el choleo en el Perú. Ante todo, es necesario decir que el tema de la choledad y el choleo tiene para rato y no puede tratarse de cabo a rabo en un artículo de blog. A esto agrego que no soy estudiante de antropología, ni de etnología, ni de sociología, ni vivo actualmente en el Perú. Sin embargo, me gustaría compartir mis impresiones al respecto, ya que considero necesaria una discusión clara, directa y sin tabúes del asunto, una que (muy para pena mía) no he encontrado aún.

Existen varias fuentes que hablan sobre la etimología de la palabra. En un artículo reciente de El Comercio leí que Martha Hildebrandt (una respetada lingüista peruana) decía que no se conocía exactamente su origen. Por otro lado, el Inca Garcilaso de la Vega explica que, durante la colonia, tuvieron que inventarse nuevas denominaciones para las nuevas razas que nacían del mestizaje y que así nacería el término “cholo”, el mismo que el Inca define de la siguiente manera: “Al hijo de negro y de india, o de indio y de negra, dicen mulato y mulata. A los hijos de éstos llaman cholo; es vocablo de la isla de Barlovento; quiere decir perro, no de los castizos (raza pura), sino de los muy bellacos gozcones; y los españoles usan de él por infamia y vituperio.” Siguiendo con la lista, la RAE indica que el cholo es el “mestizo de sangre europea e indígena” – con lo cual, por cierto, no especifica la generación del mestizaje. Otras fuentes que encontré indican que “cholo” se les decía más bien a los hijos de indio y mestiza o de india y mestizo (siendo el mestizo o mestiza un hijo de indio con española o al revés).

Todas las fuentes indican que el término se refiere, de una manera u otra, a una persona de ascendencia indígena sudamericana. Además, algo que quisiera rescatar del texto del Inca Garcilaso de la Vega es el hecho de que el término era originalmente utilizado con desprecio y que incluso se refería (según el Inca) a los perros que no son de raza pura.

Teniendo esto en cuenta en cuanto a lo que al origen de la palabra se refiere, quisiera referirme ahora a su uso, cuya historia es un poco más complicada. Lo que a mí me ha llegado a través de mi madre (sí, creo que sobre todo a través de ella) y también a través de la cultura en la que me he movido, es esto: el cholo es alguien de mal gusto o de costumbres y/o comportamientos de mal gusto o inapropiados (“Ay, no seas chola, cómo te vas a vestir así”, “Míralo cómo maneja, ¡cholo tenía que ser!”).

Vemos claramente que el vocablo ha sufrido una transformación semántica. ¿Cómo se dio esta evolución? La respuesta me resulta dolorosamente sencilla: idiomáticamente, hemos heredado la idea de que todo aquello proveniente de las razas nativas, todo lo que no es puramente español y que, consecuentemente, no es blanco, es de mal gusto.

De más está decir que este asunto se remonta al momento del choque entre las culturas europea e indígena. Es posible, si nos apoyamos en el texto de Garcilaso, que la palabra haya nacido durante la Colonia. Sin embargo, el desprecio que se esconde en ella es algo que viene desde antes: es un desprecio que nos llega desde que los españoles se encontraron con tribus de “salvajes incivilizados” a los cuales había que civilizar, desde que los curas cristianos debatían sobre si el indio tenía alma o no, sobre si valía la pena perdonarles la vida o no, y desde que decidieron hacerles creer a las nuevas generaciones indígenas (y mestizas) que la vieja cultura europea era, de lejos, mejor y más avanzada que la suya propia, destruida deliberadamente por aquellos conquistadores.

Muchos querrán (o a lo mejor sentirán incluso la tonta obligación moral de) refutar esto, porque suena y se ve muy mal que se diga que, en pleno siglo XXI, estemos prolongando un racismo centenario. Pero seamos francos: el término “cholo” ha evolucionado dentro un contexto social en el que gran parte del sector adinerado peruano puede remontar su tradición aristocrática (entiéndase: su riqueza y autoridad) a una ascendencia española. Vean nada más la lógica que guardaría el estereotipo: los ricos blancos, los cholos pobres; los españoles conquistadores, los indios conquistados. Y como ejemplo cortísimo, basta con preguntarles los apellidos a los habitantes de los asentamientos humanos y luego hacer lo mismo con las familias de San Isidro. ¿Dónde creen que encontrarán más Quispes, Chambis y Choques y dónde más Rodríguez, Mirós y Alvarados? Pues ya ven.

“La historia la escribe siempre el que gana la guerra.” Y en nuestro caso, ya que el idioma también nos lo impusieron, podemos pensar que fue la necesidad de los aristócratas (ex-conquistadores) de diferenciarse del pueblo física, jerárquica y, sobre todo, culturalmente, la que generó esa primera evolución semántica de la palabra que nos hace pensar en el cholo típicamente inculto, de mal vestir y de mal hablar, en el cholo típicamente de mal gusto, en el cholo típicamente pobre o incluso – en los casos más graves – en el cholo satanizado como traicionero y ambicioso. Aquí cabe mencionar que estos estereotipos se hallaron constantemente avalados por el hecho estadístico de que eran las personas de ascendencia indígena (o de ascendencia no española) las que típicamente han tenido menos acceso a la educación, a posiciones socio-económicas elevadas, etc.

Obvio, luego vino la independencia, la república, teníamos otras cosas más importantes en qué pensar. Pero igual seguimos usando el “cholo” hasta que sucedió algo curioso: las dos acepciones del vocablo se desprendieron y, por un lado, (creímos que) olvidamos la parte del racismo despectivo para quedarnos sólo con el significado de lo inculto, lo de mal gusto, lo malo. Por otro lado, nos quedamos meramente con la acepción racial de la palabra. De aquí que haya quienes dicen que “cholo” no es un insulto, que se refiere meramente al color de la piel, que es como decir “negro”, que a lo mejor antes, en los tiempos del racismo, era un insulto, pero que ahora no tiene por qué ser tomado a mal.

No lo desmiento: efectivamente hay quienes dicen “cholo” sólo para referirse a la persona de mal gusto, y hay quienes lo dicen para referirse a la persona de rasgos indígenas. El problema es que estos dos usos a veces se funden y se confunden. Un claro ejemplo es el blogger autodenominado “El Maestro”, quien se autoproclama no racista y escribe las siguientes líneas:

Cuando el cholo ignora su condición, es común que trate de ingresar a locales reservados para gente decente. (…) Mi perro orina en el inodoro y jala la palanca. Pero cualquier persona, y con mucha razón, prefiere que el perro no entre a su local, pues la mayoría de los perros no han aprendido este comportamiento socialmente aceptable (para los humanos, no para los perros). Fuera del hecho de que pocos cholos saben orinar dentro de la taza y ninguno jala la palanca, hay muchas razones por las que los dueños no querrán permitir el ingreso de indígenas en su local (sí, dije indígenas, no cholos; ver más adelante, y ver Preguntas Frecuentes). (…) El estado toma medidas similares en cuanto a la conducción de vehículos bajo efecto del alcohol. No todas las personas con alcohol en la sangre van a causar un accidente, pero es preferible no dejarles manejar porque estadísticamente causan más accidentes. De la misma manera, estadísticamente los indígenas en el Perú son más pronos a este tipo de conducta. Por ende, si eres uno de esos pocos indígenas que no son cholos, no te ofendas la próxima vez que te nieguen el ingreso a un local. Es por la seguridad de todos.

Como ya dije, hemos heredado idiomáticamente el concepto de que lo indígena es de mal gusto. Inconscientemente, aceptamos esa relación “lógica” y decimos “cholo tenías que ser” creyendo que nos referimos al cholo de mal gusto cuando, en el fondo, nos estamos refiriendo también al indígena, al que se le dice “cholo” por desprecio.

Ojo: no pretendo criticar a todo aquél que haga uso de la palabra “cholo” porque, efectivamente, su uso no siempre tiene que estar cargado de desprecio obligatoriamente. Ha habido una segunda evolución semántica que me interesa explicar. No sé cuándo se llevó a cabo, aunque yo me imagino que se dio casi inmediatamente después de la creación del vocablo “cholo” y que se propagó con los movimientos modernos de igualdad, de antirracismo.

Es ese uso del “cholito” con cariño. Y su evolución es muy fácilmente explicable: consiste en convertir un insulto en una palabra inofensiva y hasta afectuosa para 1) burlarme de quienes utilizan el insulto en mi contra y que éste así no me duela tanto y/o 2) para ayudarme a asumir más fácilmente mi condición de insultado. Sería equivalente a que yo y mis demás compañeros latinos en el extranjero empezáramos a llamarnos “sudacas” entre nosotros, con cariño y como una especie de burla hacia quienes nos discriminan utilizando el término despectivamente.

Lamentablemente, a pesar de los usos cariñosos e inofensivos del vocablo en cuestión, aún hay algo de tela por cortar, ya que yo no creo que el desprecio escondido en la palabra “cholo” se haya desvanecido por completo. Puede ser, en mi opinión, que se haya diluido en nuestro subconsciente y que siga ahí, latente, sin que nosotros lo notemos. Y es importante tomar consciencia de esto porque las palabras no son sólo palabras: nuestro idioma define, de una manera sutil, nuestra forma de pensar y de razonar. Y los lingüistas saben que mientras más sutiles sean las acepciones en un idioma, mientras menos se noten, tanto más profundamente arraigadas se encuentran en la mente porque ésta las da más por sobreentendidas. Y creo que éste es el caso del “cholo”.

En este aspecto, me gustaría ver que los medios de comunicación colaboraran más activamente en la superación de esta traba. Modelos de rasgos mestizos en los anuncios o diseños inspirados en patrones nativos serían ejemplos de que nuestros estándares estéticos se están moviendo y, como seguramente ya muchos lo han notado y dicho, un gran avance.

En el video que mencioné al inicio se dice que todos los peruanos llevábamos un cholo dentro. Más allá del hecho de que “el que no tiene de inga, tiene de mandinga”, no creo que él se haya estado refiriendo al sentido etimológico original de la palabra, sino al uso que le damos hoy en día: el cholo es aquél cuyos gustos y costumbres están impregnados de matices indígenas, de matices cholos pues.

En este sentido, ser cholo es tan bueno o tan malo como ser blanco, chino, negro, indio o lo que sea. La diferencia es que cada peruano tiene una herencia cultural que indiscutible e innegablemente engloba también esos matices amerindios. Todos tenemos algo de cholo. Y a mucha honra, sí señor.

Fotografías de Vanessa Ruiz Gamero

18 Feb

Fotógrafos hay muchos, pero de los buenos, pocos.

Quiero compartir con ustedes algunos de los trabajos de mi amiga Vanessa Ruiz, poseedora de una súper personalidad y carisma, que a través del lente ella plasma en todos sus trabajos.

Con ustedes una muestra de su portafolio.

Si quieren ver más fotos o ponerse en contacto con ella lo pueden hacer a través de su página del facebook o le pueden escribir al mail: vane_rg2@hotmail.com  pregunten con confianza que la chica ama el arte. Es más si desean una sesión fotográfica, díganle que vienen de parte mía (Roberto) o de Argumentando lo inargumentable, para que les haga un precio especial en sus fotos.

CANTO CORAL A TÚPAC AMARU, QUÉ ES LA LIBERTAD

14 Feb

Recuerdo que la última vez que leí este canto estaba aún en el colegio. Kiara, quien tiene como hobby la interpretación, pasó al inglés el poema, me lo envío al correo y al leerlo en ambas versiones, caí en la cuenta que la bravura, la pasión, el coraje y el sentimiento con que fue escrito son evidentes en ambos idiomas. Es decir, no perdió nada al contrario siguió tan universal como siempre y es que quizás el sentimiento de libertad no necesite de mayores intérpretes, como el famoso grito de libertad de William Wallace. A mi humilde opinión eso es algo que no logra un poema cualquiera, claro que la traducción por parte de Kiara también es precisa, así que sin más relleno, compartiré a través del blog el canto a Túpac Amaru:  Qué es la libertad.

Yo ya no tengo paciencia para aguantar todo esto

Micaela Bastidas

Lo harán volar con dinamita.
En masa, lo cargarán, lo arrastrarán.
A golpes, le llenarán de pólvora la boca.
Lo volarán:
¡y no podrán matarlo!

Lo pondrán de cabeza.
Arrancarán sus deseos, sus dientes y sus gritos.
Lo patearán a toda furia.
Luego lo sangrarán.
¡y no podrán matarlo!

Coronarán con sangre su cabeza;
sus pómulos, con golpes y con clavos sus costillas.
Le harán morder el polvo
Lo golpearán:
¡y no podrán matarlo!

Le sacarán los sueños y los ojos.
Querrán descuartizarlo grito a grito.
Lo escupirán.
Y a golpes de matanza, lo clavarán:
¡y no podrán matarlo!

Lo podrán en el centro de la plaza,
boca arriba, mirando al infinito.
Le amarrarán los miembros.
A la mala tirarán:
¡y no podrán matarlo!

Querrán volarlo y no podrán volarlo.
Querrán romperlo y no podrán romperlo.
Querrán matarlo y no podrán matarlo.

Querrán descuartizarlo, triturarlo,
mancharlo, pisotearlo, desalmarlo.
Querrán volarlo y no podrán volarlo.
Querrán romperlo y no podrán romperlo.
Querrán matarlo y no podrán matarlo.

 Al tercer día de los sufrimientos,
cuando se crea todo consumado,
gritando ¡libertad! sobre la tierra,
ha de volver.
Y no podrán matarlo.

CHORAL CHANT FOR TUPAC AMARU, WHAT IS FREEDOM

I don’t have any more patience to endure all this.

Micaela Bastidas

They’ll blow him up with dinamite.
En masse, they’ll carry him, they’ll drag him.
Beating him, they’ll stuff his mouth with gunpowder.
They’ll blow him up.
And they will not destroy him!

They’ll put him up side down.
They’ll tear out his wishes, his teeth and his screams.
They will kick him bursting with rage.
After that they’ll bleed him.
And they will not destroy him!

They will crown his head with blood,
his cheekbones with punches and his ribs with nails.
They’ll make him bite the dust.
They’ll beat him up.
And they will not destroy him!

They’ll pull out his dreams and his eyes.
They’ll want to chop him scream by scream.
They’ll spit on him.
And with slaughtering hits, they will stab him.
And they will not destroy him!

They will put him in the center of the plaza,
on his back, looking towards the infinite.
They will tie up his limbs.
They’ll pull with all their strength.
And they will not destroy him!

They’ll want to blow him and he will not be blown.
They’ll want to break him and he will not be broken.
They’ll want to kill him and he will not be killed.

They’ll want to rip him apart, to crush him,
to stain him, to trample him, to steal his soul.
They’ll want to blow him and he will not be blown.
They’ll want to break him and he will not be broken.
They’ll want to kill him and he will not be killed.

On the third day of the suffering,
when everything seems to be over,
screaming “freedom!” on the earth
he shall come back.

And they will not destroy him.

¿Por qué perder las esperanzas de volverse a ver?

31 Dic

Llegó el fin de año, y con él las fiestas con abundante cotillón, la venta de ropa interior y flores amarilla ha colmado las calles y la gente mentalmente hace cuentas de sus propios actos, algunos se ponen felices por sus logros, otros algo nostálgicos por x razones, pero a la hora de recibir las 0:00 hs del 1 de enero del 2011 sonará esa vieja y clásica canción afro que en el Perú todos conocemos como el Jipy Jay.

Todos se abrazan, bailan, lloran, comen uvas, queman sus muñecos, se bañan en champagne, corren con sus maletas y de fondo la infaltable cancioncilla, que haciendo la consulta, muchos peruanos creen que es nuestra.

El ritmo criollo con cajón y guitarra, no es más que una adaptación nuestra, y en verdad la canción aunque ya prácticamente sea universal, es escocesa.

Se imaginan a un escocés acompañado de su gaita, cual príncipe de la colina de Candy tocando el Jipy Jay, pues bien, la canción se llama en realidad “Auld Lang Syne”, que en su idioma significa literalmente “Hace mucho tiempo” y que algunos por estas latitudes también la conocen como “La canción del adiós”.

Antes de ser canción fue un poema escrito por el Robert Burns, uno de los poetas escoceses más populares, pero y qué hay de la tonadita, la melodía que acompaña al poema de Burns, pues simplemente es anónima, pero que pertenece al folclor de Escocia.

Lo interesante de Auld Lang Syne es que ha trascendido las fronteras del espacio tiempo y ha llegado, nuevamente, para despedir este año 2010 con toda la vigencia que tuvo muchos años atrás y que lo más probable es que la sigamos escuchando en celebraciones futuras, y es que la canción es tan solemne que además de ser un clásico del año nuevo, también la usan para despedirse los amigos en campamentos, cuando alguien inicia o termina un viaje o durante un funeral.

Lo interesante y aún enigmático es que la letra tampoco fue enteramente de Robert Burns, sino que la recogió oralmente de un anciano que le dijo que la había aprendió “Hace mucho tiempo”

A continuación la letra original:

 Auld Lang Syne

Should auld acquaintance be forgot
And never brought to mind?
Should auld acquaintance be forgot
And auld lang syne?

Refrain
For auld lang syne, my dear
For auld lang syne
We’ll take a cup of kindness yet
For days auld lang syne
We twa hae run about the braes
And pou’d the gowans fine meaning: pulled daisies
But we’ve wander’d mony a weary fitt : foot
Sin’ auld lang syne. : long ago
We twa hae paidl’d in the burn
Frae morning sun till dine meaning: dinner time
But seas between us braid hae roar’d : broad

Sin’ auld lang syne.
And there’s a hand, my trusty feire
And gie’s a hand o’ thine
And we’ll tak a right gude-willie waught

For auld lang syne.
And surely ye’ll be your pint-stowp
And surely I’ll be mine
And we’ll tak a cup o’kindness yet
For auld lang syne.

 Letra traducida

¿Deberían olvidarse las viejas amistades
y nunca recordárselas?
¿Deberían olvidarse las viejas amistades
y los viejos tiempos?

Por los viejos tiempos, amigo mío,
por los viejos tiempos:
tomaremos una copa de cordialidad
por los viejos tiempos.

Los dos hemos correteado por las laderas
y recogido las hermosas margaritas,
pero hemos errado mucho con los pies doloridos
desde los viejos tiempos.

Por los viejos tiempos, amigo mío,
por los viejos tiempos:
tomaremos una copa de cordialidad
por los viejos tiempos.

Los dos hemos vadeado la corriente
desde el mediodía hasta la cena,
pero anchos mares han rugido entre nosotros
desde los viejos tiempos.

Por los viejos tiempos, amigo mío,
por los viejos tiempos:
tomaremos una copa de cordialidad
por los viejos tiempos.

Y he aquí una mano, mi fiel amigo,
y danos una de tus manos,
y ¡echemos un cordial trago de cerveza
por los viejos tiempos!

Por los viejos tiempos, amigo mío,
por los viejos tiempos:
tomaremos una copa de cordialidad
por los viejos tiempos.

Y seguro que tú pagarás tu caña.
Y seguro que yo pagaré la mía…
Y, aun así… ¡echaremos ese trago de cordialidad
por los viejos tiempos!

Versión en español
También conocida como Vals de las velas (el texto es diferente al original escocés)

Igual que en viejos tiempos
con solemne ritual,
se apaga de una a una
de las velas el brillar.

Igual que en viejos tiempos
prometemos recordar
las horas de felicidad
que acabamos de pasar.

No importa si un destino cruel
nos ha de separar,
por siempre nos querremos bien
de estas horas recordar.[

No hay duda que cada país le ha dado su toque a esta canción y la versión peruana cantada por Pepe Vásquez, también deja sentir esa mezcla de alegría y tristeza que se recuerdan sólo en ciertos momentos claves de la vida. Feliz año a todos desde Argumentando lo inargumentable.

Versión peruana

¿Por qué perder las esperanzas
de volverte a ver?
¿Por qué perder las esperanzas
si hay tanto querer?

No es más que un hasta luego
no es más que un breve adiós
muy pronto junto al fuego
nos reunirá el Señor.

Con nuestras manos enlazadas
Muy junto al calor,
formaremos esta noche
un círculo de amor (bis)

Pues el señor nos proteja
y nos va a bendecir
seguro que algún día
nos vuelve a reunir (bis)
]

El espan-pantoso pan-panamericano

19 Nov

Siempre me gustó la música italiana, y uno de mis músicos favoritos es Renato Carosone, quien interpreta canciones como la “Piccolissima Serenata”, “Mambo Italiano”, que recientemente fue utilizada en publicidad, y el clásico “Tu vuò fà l’americano”.

te quieres hacer el americano

Aunque vaya en contra de lo que predica el canal Boomerang y los chocolates Sorrento, yo diría que lo bueno no siempre regresa, o si regresa ya no es lo mismo que fue antes. Con esto me estoy refiriendo justo al tema de Carosone, Tu vuò fà l’americano, que llega y se populariza en nuestro medio como el “Pan-panamericano”, canción de ambiente, por excelencia.

El tema se da cuando en mi oficina yo estoy escuchando la canción (obviamente la versión italiana) y una compañera de trabajo me dice, “uy, te gusta el ambiente”, Mi poner cara de no entender, y ella explicar: Esa es una canción de ambiente y se llama el pan-panamericano. Entonces la curiosidad me llevó a escucharla en una radio que la pasa, sin exagerar, todo el día, y lamentablemente debo decir que a diferencia de otros covers, éste deja mucho que desear, y no es que tanga nada contra las canciones de ambiente o la cultura gay, ya que muchas canciones de new wave han sido muy bien adaptadas o modernizadas. Así que por ahí no va el asunto, lo que pasa es que el tema ha perdido su esencia, tanto rítmica (con su swing y jazz), como significativamente; ya que la canción original era la sátira de un italiano-napolitano que se la pegaba de gringo y haga lo que haga para parecer yankee sus raíces italianas no se las cambia nadie.

 Un aspecto importante a decir es que el italiano napolitano varía un poco, quizás en algunos casos bastante, del italiano convencional, y también gracias a eso la canción se hace aún más divertida.

Vayamos a la traducción entonces

El título: Tu vuò fà l’americano, siginifica algo así como (tú pretendes ser americano) o quieres hacerte el americano.

Tu vuò fà l'americano

(1) La bebida italiana por excelencia es el vino, que contiene un grado alcohólico del entre el 7 y 14%, por eso que cuando toma whiskey americano que antes venía con más de 50 % de alcohol, pues definitivamente le iba a caer mal.
(2) Hace referencia a los cigarrillos rubios Camel, populares en Estados Unidos durante esa época.
 (3) La cartera de mamá, acá se usa como “joda” ya que los italianos son bastante arraigados a la familia, y los americanos suelen verse como más independientes.
(4) Sigue la broma diciendo Italia en inglés.
(5) El italiano siempre fue el lenguaje del amor, de los poetas, de Romeo y Julieta, etc. por eso cuando dice “I love you”, definitivamente no suena ni bien, ni romántico.

La canción ya era harto conocida, aunque mucha gente crea que es nueva, porque incluso aparece en la película “El talentoso Mr. Ripley” con Matt Damon y Jude Law; y mucho años atrás también aparecía en la película “It stated in Naples” con la bella, Sofía Loren. Desde entonces la canción ha sido interpretada muchas veces y por varios artistas, una versión que me gusta mucho es la que realizó Danny Brillant, juntamente con el video.

¿Qué más puedo decir? Espero que las nuevas generaciones sepan diferenciar, así como el cisne blanco, la leche del agua.

¡¡¡El “boom” hace estruendo de nuevo!!!

26 Oct

 “Varguitas”, considerado por algunos como el que encendió la mecha del llamado boom latinoamericano, finalmente consiguió el único premio literario que le fue esquivo por años. Eterno candidato del certamen y más quemado que Lulú en la arena política, Marito debió sentirse dentro de una obra de realismo mágico cuando recibió la notica que había ganado el premio nobel de literatura. Como persona, el pueblo peruano a Vargas Llosa lo odia o lo ama, sin embargo sus obras que ya son de carácter universal serán apreciadas por siempre. Con este comentario hacía notar a través de mi cuenta de Foros Perú mi alegría por la noticia del triunfo de nuestro escribidor. Lo segundo que hice fue entrar a wikipedia para actualizar los datos de Mario, y vaya sorpresa, ya habían puesto al día la página y encima muy bien editada (para eso sí que somos rápidos los peruanos), así que me contenté con editar páginas menores… en fin, la noticia del premio tuvo una repercusión increíble en todos los ámbitos, desde el literario y político, hasta el marketero y económico; y es que cuando se está de racha, se está de racha, y así lo pudimos comprobar al leer el artículo de Andrés Oppenheimer: Vargas Llosa y el ascenso de Perú, pero más que una simple conjunción azarosa estamos frente al fruto del esfuerzo de un escritor, que está vigente hasta ahora. Vargas Llosa siempre tuvo como ideal, escribir la novela total, una obra perfecta que narra a través de muchos puntos de vista los mismos acontecimientos; un excelente ejemplo de ello es la novela “La fiesta del Chivo” donde vemos cómo sus personajes describen cómo vivió cada uno el asesinato del dictador Trujillo. (Aunque dijeron que el Nobel se lo dieron por otro trabajo) Finalmente podría decir que si bien Mario no “explotó” en el momento del “boom” hace 28 años, como sí lo hiciera García Márquez; el escritor peruano ha hecho que la literatura Latinoamericana evolucione y no nos quedemos en la época en la que el hielo era visto como una novedad y Sudamérica como una gran compañía bananera.

¿Halloween o canción criolla?

6 Oct

Cuando el chovinismo disfrazado nos quita nuestros dulces

Otro mes de octubre se avecina,  y ahora medio cabalístico, el mes 10 del año 10; donde siempre se anuncian movimientos sísmicos y la imagen de los señores de los temblores, Pachacamac o de los Milagros apaciguan el temor de sus seguidores. El ambiente se torna morado, las calles huelen a turrón e incienso y  el pueblo peruano avanza a paso de procesión listo a festejar  el día 31 su fiesta más popular… la pregunta es cual.

Hace pocos años el criollismo le declaró la guerra abierta al halloween. Desde entonces el simple hecho de anunciar que te vas a disfrazar y celebrar el día de las brujas es como decir en el Medioevo que la tierra era redonda.  Sin embargo no siempre fue así. En los legendarios años 70 y 80 los niños en la noche del 31, emulando a sus personajes favoritos, se volcaban a las calles, bolsa en mano, para comenzar su recolección de dulces y fue así  que toda una generación llena de caries creció feliz; para luego, ya de jóvenes,  competir por el mejor disfraz en las discotecas.

La marketeada muerte del “Zambo” Cavero y el chovinismo re-loaded, producto quizás de la izquierda del siglo XXI, han dividido al país en dos: “los criollos vs. los alienados”. Pero, ¿De verdad es alienado alguien que celebra halloween? En muchos lugares  del mundo se celebra el día de los muertos o todos los santos, y en Latino América, particularmente en Perú, hacen de esta fiesta algo especial, cargada de tradiciones ancestrales donde los vivos brindan con los muertos y les dedican canciones que esperan sean escuchadas en el más allá. Entonces por qué se la agarran contra el Halloween, que no es más que la verbena, la víspera de esta celebración, sólo que con un toque irlandés.  Respuestas aparentes hay muchas, como decir “primero tienes que amar lo nuestro”, sin embargo hace tiempo que nos rendimos ante la comida china, tanto que incluso le cambiamos de nombre a “chifa”. ¿Acaso no puede pasar lo mismo con el día de las brujas?.  Otros dicen que los niños deberían escuchar  música criolla. Alguien que haya escuchado regularmente música criolla, sabrá muy bien que sus letras no están dirigidas a un público infantil. Y finalmente los que argumentan que el halloween es un culto al diablo, cuando de hecho es todo lo contrario.

Un hecho curioso es que en Cusco, conocida capital del imperio inca, donde el regionalismo de los lugareños se hace sentir en todo el país, el 31 de octubre miles de niños oriundos y de todo nivel socio económico salgan con su disfraz y su calabacita a celebrar el halloween, las tiendas alrededor de la plaza son decoradas para la ocasión con murciélagos y telarañas, y en todas las discotecas los turistas y cuanto gringo loco haya, también lucen sus mejores atuendos de vampiros, morticias, y piratas.  Allá son escasos los lugares donde se festeja la criollada, quizás porque esa fiesta es más para limeños. Cualquiera que sea la razón, el cusqueño no se hace problemas e igual se divierte; ya que lo mismo ocurrió con la religión y su sincretismo, donde adorar a Dios al final fue lo mismo que adorar a Wiracocha; ahora la celebración del  día de las brujas también se va mezclando entre locales y extranjeros, dándose aquí por primera vez y por extraña coincidencia lo de “Perú crisol de razas”.  ¿Entonces por qué no de gustos?

¡Ojo pestaña y ceja; los hombres no se dejan!

29 Sep

En pleno siglo 21, cuando  ya está a punto de salir al mercado los anticonceptivos masculinos y las mujeres en otra parte del mundo ya usan condones femeninos; la moda es ahora el delineador de ojos para hombres. Aunque recordemos que la moda es cíclica ya que en el antiguo Egipto los faraones y la gente acomodada fueron los primeros guyliners de la historia. Regresando a nuestra era, no fue hasta hace mucho que los chicos de ojos delineados eran sólo gays, metrosexuales o emos llorones,  sin embargo la moda ha cobrado fuerza y algo de virilidad para ahora también ser aceptada por los ubbersexuales , que son metrosexuales con un poco más de testosterona, y los artistas, como el vampiro, Robert Pattinson;  Johnny Depp, cuando hace de Jack Sparrow; el cantante,  Brandon Flowers de The Killers; Billy Joe Armstrong de Green Day o el legendario Keith Richards de los Rolling Stones.

En fin, el asunto es que ahora…  ¡los hombres también podemos!

Así  que te voy a dejar unos tips de belleza, sí para ti, macho cabrío que quieres resaltar el poder de tu mirada. ¿Qué pasa, ah? ¿Qué, sueno a comercial  de Max Factor? Esto es cosa de hombres por si acaso, así que tomen nota.

1- Compra sólo delineador negro
 A diferencia de las mujeres que pueden echarse a la cara todo el arco iris, los hombres sólo deben aferrarse a este color básico.

2 – Comienza con el lápiz delineador

Los lápices son más suaves y harán que cometas menos errores si usas uno líquido. Una vez que domines el lápiz, podrás pasar el delineador de tu preferencia.

3 – Mano firme

Apoya tu brazo sobre el counter del baño y acércate lo más posible al espejo. Mantén tu mano lo más quieta posible mientras te aplicas el delineador, ya que una mano nerviosa, sólo te traerá pésimos resultados.

4 –  Mientras más grueso mejor

Delinea tus ojos arriba y abajo y de esquina a esquina formando una línea gruesa.

5 – Dale su toque

Difumina el delineador de ojos hacia arriba y hacia fuera con el dedo o un difuminador profesional para darle un aspecto manchado y menos perfecto.

6 –  La práctica hace al maestro

Incluso las mujeres que usan delineador por años cometen errores, por ello ten siempre a la mano un removedor de maquillaje sobre todo las primeras ocasiones que empieces a usar el delineador.

Bueno esos fueron los consejos para todos los guyliners que recién empiezan a descubrir su belleza externa, y demás está recordarles que los hombres no deben llorar… sobre todo cuando usen delineador.