Archive | julio, 2010

Las mujeres más mediáticas del momento

14 Jul

Larissa Mabel Riquelme Frutos

Por sus frutos la conocereís…

 … La novia del mundial, como se le conoce ahora, se hizo famosa por su agitadora celebración de los goles de la selección paraguaya, con el celular entre sus pechos. La señorita ha acaparado tanto los medios, que pasó de ser una simple fanática a ídolo de multitudes, contando con fans en todas partes del mundo, quienes ya le han creado su webiste, larissariquelme.com, o larissariquelme.org y si fuera poco también tiene su canción (compuesta por sus seguidores) en you tube “Larissa Riquelme I love you”. Cabe resaltar que la paraguaya formará parte del corso de Wong, por las fiestas patrias del Perú.

incestoDebralee Lorenzana

A los conservadores les va bien…

… La modesta trabajadora del Citibank que fue despedida por usar prendas inapropiadas y distraer a sus trabajadores y superiores más que el mismísimo “Messenger”. (Habría que ver en su estado si está disponible o no) Lorenzana declaró en su defensa que sencillamente ha usado las prendas que todas las demás chicas en la oficina usan, blusa, falda y panties, pero al parecer ignora el dicho que dice “la mona aunque vista de seda, mona se queda” y parece ser que para el sector bancario, ella es toda una monada.

Aimee Louise Sword

 No es necesariamente la mamá más amorosa del mundo, ¿o quizás sí?

La estado unidense de 36 años es acusada por tener relaciones con su hijo de 14, al cual ella misma dio en adopción a los pocos días de nacido. Aimme recibía fotos periódicas de su hijo, por parte de la familia adoptiva, pero cuando dejaron de hacerlo en el 2008 decidió buscarlo por su cuenta a través del Facebook y fue allí cuando hicieron “click”. Ella será sentenciada, luego de haberse declarado culpable a 9 años de prisión.

¿Hay alguna diferencia entre la chicha de ahora y la de antes?

9 Jul

juanecos y su combo

Pues muchos afirman que sí, y razón creo que no les falta. La chicha peruana surge durante la década de los hippies (60´s) y el boom petrolero de la Amazonia y bebió de fuentes como el son cubano y el surf-rock americano e  inglés. Así que si en los Estados Unidos, tuvieron “sexo, drogas y rock & roll”, en el Perú tuvimos lo nuestro: “sexo, ayahuasca y chicha” escenario de paz y amor ideal para los jóvenes de entonces, que escuchaban a los Juanecos y a los Mirlos mientras hacían el amor dentro del río. Lo penoso es que a diferencia de la música tropical brasilera, la nuestra nunca llegó a ser culta, quizás por falta de difusión o simple marginación, ya que cuando llegó a Lima, ni si quiera penetró dentro de la clase media y los críticos la enterraron en el olvido.

hobbit fumón y chichero, hobbit cumbiamberoEn la actualidad la realidad es otra, grupos como Bareto han desempolvado la guitarra eléctrica, el bajo y el órgano modelo farfisa , para que gracias a los covers de los Juanecos , la chicha goce de un segundo aire y una nueva oportunidad que otrora no tuvo, como muestra podemos citar la reciente declaración del actor Elijah Wood, más conocido por nosotros por su papel de Frodo en “El Señor de los anillos”, quién manifestó ser un amante de la música tropical peruana, la chicha; especialmente la hecha por Juaneco y su combo. Sabido es por muchos, sobre todos los amantes J.R. Tolkien, que los “hobbits” son gente bonachona, que además tienen buen gusto por las cosas de la vida, como la buena comida o una buena bocanada de pipa, y para acompañar esos momentos de relajo entre humos, nada mejor que escuchar un poco de chicha psicotrópica, perdón psicodélica, de los años 60´s y 70´s.

El disco The roots of Chicha, o las Raíces de la Chicha, es todo un suceso a nivel internacional, ya que ha causado buena impresión entre la crítica neoyorquina de la música, los melómanos rockeros y hasta metaleros del internet, quienes han encontrado sorprendentes semejanzas entre algunos de los éxitos peruanos de antaño con grupos (quizás para algunos tan disímiles) como Slipknot.

A continuación un extracto de las canciones del álbum “The roots of chicha”

1. Sonido Amazonico Los Mirlos 2:35

2. Linda Nena Juaneco Y Su Combo 3:45

3. Cariñito Los Hijos del sol 4:05

4. A Patricia Los Destellos 3:14

6. Ya Se Ha Muerto mi Abuelo Juaneco Y Su Combo 4:09

7. El Milagro Verde Los Mirlos 2:43

8. Para Elisa Los Destellos 2:46 Versión chicha de la famosa Fur Elise de Ludvig van Beethoven

11. Elsa Los Destellos 3:38

12. Vacilando Con Ayahuasca Juaneco Y Su Combo 3:31

17. La Danza de Los Mirlos Los Mirlos 2:49

Partes comestibles del cuerpo humano

5 Jul

¿Por qué los peruanos para referirse a diferentes partes del cuerpo usan nombres de comida?

En los último años el Perú ha tenido un “boom” gastrómico a gran escala, ya sea con el pisco, el cacao, etc. reconocido a nivel mundial y que incluso ha servido de modelo para otros países como Colombia para revalorar su gastronomía, sin embargo los peruanos a mi parecer son más que simples comensales, son tan amantes de su sazón que hasta han canibalizado el idioma para denominar en jerigonza diferentes partes del cuerpo humano con nombres comestibles.

y eso que todavía faltan agregar a la imagen los dientes grandes (choclos)  o el pelo rubio (pelo de choclo).

¿Por qué Condorito siempre aparece en la señalética de las combis?

5 Jul

Cualquier peruano de a pie y que chape su combi, habrá notado en algún desafortunado momento de su vida, cuando le tocó viajar en estos vehículos, consejos y normas que regulan a los pasajeros a bordo. Normas sencillas, pero directas y que casi siempre son dichas por la gente de Pelotillehue.

Así por ejemplo encontramos:

  • Sí salió tarde no es culpa del chofer. Condorito
  • Acá todo es chévere, la música, el cobrador y el chofer. Condorito
  • Por favor,  avise una cuadra antes de bajar. Condorito o el Cumpa
  • Mayores de 5 años pagan su pasaje. Coné
  • No distraiga al conductor. Yayita
  • No pida velocidad, pida seguridad. Condorito
  • Todo billete falso será picado. Condorito
  • Mi educación depende de Usted. Condorito
  • Cuide su vida. Use el cinturón de seguridad. Condorito

Yo me pregunto por qué Condorito fue el elegido para enseñarnos cultura combi. Me parece más coherente que Mafalda, una niña inteligente y audaz, quién siempre se da cuenta de los errores de los adultos, nos mencionen las normas, pero no; el pajarraco chileno es el que está en todos los stickers del transporte público peruano. ¿También estará en el metropolitano?

Quizás alguno diga, Condorito es del pueblo, y sí lo es, pero del chileno y que yo sepa, por cuestiones históricas al común de los peruanos no les gustan los chilenos.  O quizás sea por cuestiones fenotípicas que condorito caló hondo en el Perú, gracias a su perfil aguileño; sus pantalones rotos, sin un centavo en el bolsillo y esas hojotas que le dan un look “brichero”, que le sirven para “hacerla” con Yayita y que en el caso peruano sirve para “levantarse” gringas.

Sea como sea, sabemos que el fin justifica los medios y si Condorito fue el elegido para que aprendamos algo dentro de nuestro transporte público viciado de smog, mala música, cobradores insolentes, choferes imprudentes y gente apretada, quién soy yo para ir en contra de ello… con tal de que el final nuestro viaje no acabe con un ¡PLOP!

¿Por qué sentimos celos los humanos?

5 Jul

Me preguntaba si los celos (sobre todo los celos de pareja) eran una cosa primitiva, heredada de nuestra etapa animal o más bien algo aprendido, impuesto por la sociedad.

Al plantearles la pregunta a diferentes personas de mi entorno, la mayoría me respondió – casi sin pensarlo – que definitivamente tenían que ser primitivos. La respuesta no me convencía, sobre todo por la simpleza. Continué inquiriendo, entonces, argumentando que si los celos eran heredados de una etapa animal, deberían ser hallables en otros animales. Uno de mis inquiridos me respondió que esto no tendría por qué ser así necesariamente, ya que en el proceso de evolución, los humanos nos habíamos separado de los animales, siguiendo un camino diferente. En otras palabras, un mono no es una versión primitiva del hombre, sino un animal producto de un proceso de evolución totalmente distinto.

De manera que, para salir del callejón sin salida, me vi obligada a definir qué son los celos. Para la facilidad de mis interlocutores, expuse la pregunta de la siguiente manera: los celos son una voz interior que le dice al experiencer … (llene el espacio). Obtuve respuestas tanto hilarantes como interesantes, del tipo “¡¡MÁTALAAA!!”, “Es MI fruta, condenado primate”, “Alguien me está quitando mi lugar” o “Estoy perdiendo algo que quiero”. De las opiniones recolectadas (incluyendo la mía) llegué a la conclusión de que los celos son algo así como una expresión de la necesidad de poseer un objeto (ojo que con “objeto, no quiero decir un ente inanimado, sino un algo sobre el cual ejercemos una acción). Y terminé por definir los celos – para efectos prácticos, los de pareja – de esta forma: tú eres mí@ y yo soy tuy@ y en este plato nadie más tiene por qué meter su cuchara. Para mi sorpresa y contento, todos mis encuestados estuvieron muy de acuerdo con esta definición.

Entonces, habiendo mirado más de cerca lo que son los celos, vi que en el fondo no son más que una consecuencia/expresión de la monogamia. Y entonces surgió la siguiente pregunta, la decisiva, la que estuvo flotando en el aire desde el comienzo de esta empresa: Para saber si los celos son naturales o aprendidos, necesitamos saber si la monogamia es natural o aprendida.

Y dado que la pregunta merece más espacio que el que le resta a este artículo antes de hacerse tedioso al lector, daremos tiempo a recibir comentarios suyos al respecto hasta al próximo post: ¿Es la monogamia natural o aprendida?

¿Por qué despreciamos la cultura popular?

5 Jul

Hace unos días tocamos el tema de cultura popular en la universidad. El profesor indicó: “Sólo se puede hablar de cultura popular bajo la premisa de que existe una alta cultura como concepto opuesto. A partir de ahí podemos empezar a elaborar tesis acerca de la existencia, de las características y de las funciones de la cultura popular”.

Pues bien. Digamos que la cultura popular es aquello que está al alcance del pueblo. Creo que no es necesario mencionar los nombres de quienes postularon las diferentes tesis con respecto a la cultura popular, ya que muchos de nosotros seguramente nos habremos encontrado con sus posiciones de una u otra manera en nuestras vidas. Por un lado tenemos a quienes desprecian la cultura popular, quienes dicen que todo aquello que llega a manos del pueblo es desennoblecido, devaluado, destrozado. Incluso si lo que llega al pueblo es la novena de Beethoven, el pueblo no podrá apreciarlo y si logra producir música, será sólo una burda imitación de la alta cultura, pero careciente de verdadero entendimiento. Por otro lado, tenemos a quienes afirman que toda cultura, alta o popular, es apreciable en todo sentido. Que ya sea que hablemos de La flauta mágica de Mozart o de Blitzkrieg de los Ramones, debemos estimarlos con igual valoración. Finalmente están los que delegitimizan la pregunta sobre el crédito de la cultura popular, afirmando que ésta no tiene más que la función inmediata de divertir y entretener. Es una cuestión de “¿me gusta o no me gusta?” y ya.

Finalmente queda en la boca el sabor amargo de no haber llegado a ninguna conclusión. Sólo tenemos un montón de teorías que acreditan o desacreditan a la cultura popular sin mayor punto de apoyo que el de la condición del vulgo para comprender y producir arte o ciencia. Pues he aquí algo un poco novedoso:

Habría que empezar por definir lo que es la cultura: si la cultura – que por cierto, viene de “cultivar” – es algo que nos debe hacer crecer, como el cultivo hace crecer a las plantas, nos veríamos obligados a diferenciar entre cultura popular y conocimiento de las masas. No podríamos meter en el mismo saco todo aquello que está al alcance de la recepción y producción de la mayoría. Cultura popular sería todo aquello que está a su alcance y que a la vez contiene una dosis de sabiduría, de inteligencia, vaya, de cultura; de algo que nos haga crecer como seres humanos.

Encuentro, por ejemplo, que muchos refranes (propiedad por excelencia de la cultura popular) contienen una gran sabiduría: ¿De qué sirve enojarse cuando las cosas nos van mal? Más inteligente y práctico es abordar las vicisitudes con ánimo y madurez, si ya sabemos que “a mal tiempo, buena cara”. Por otro lado, la idea de que la tierra es plana, era parte de la cultura popular antes de que Colón descubriera América, y no por eso ayudó al progreso de la ciencia o de la alta cultura.

Vemos así que un conocimiento masivo no necesariamente es cultural (sabio, inteligente).  Y entonces la pregunta relevante aquí es: ¿cómo aplicamos esto a nuestras circunstancias actuales? ¿Cómo sabemos qué es cultura popular y qué es conocimiento masivo hoy en día? Pues esta es la parte bella: no lo sabremos con seguridad, sino que dependerá de la percepción de cada uno de nosotros y cada uno de nosotros tendrá que encontrar argumentos propios para considerar cultural a tal o cual artista. Algunos podrán argumentar que los Ramones no son comparables con la novena de Beethoven y que Quino no es equiparable a Shakespeare, mientras que otros dirán que sí.

Sé que no estamos acostumbrados a valorar una incertidumbre como algo bello ya que siempre queremos respuestas claras, pero debemos ser capaces de ver más allá: al aceptar este nuevo concepto de cultura popular, no sólo estaríamos tomando consciencia de que del vulgo puede surgir belleza y sabiduría, sino también de que ésta belleza y sabiduría son de un carácter subjetivo que puede ser apreciado por diferentes personas en diferentes medidas. Y, tomando consciencia de esto, estaríamos más abiertos a escuchar opiniones diferentes sobre obras diferentes en diferentes medios.  ¿No les parece posible que descubramos la clave de la tolerancia cifrada en esta nueva apreciación de la cultura popular?

¿Por qué la música en el Perú se oxidó en los 80´s?

2 Jul

El otro día escuchaba por una conocida emisora peruana una parodia de una radio rock ochentera, que son de las que más abundan acá en Perú y su slogan era “oxidados en los ochenta”.

Entrando un poco más a detalle creo que la parodia  y la burla son ciertas, ya que musicalmente hablando, pienso que el Perú murió en esta década.

Son muchos los fans ochenteros que consumen día a día este tipo de música, ya sea en el auto, en la casa o en el autobús. Cabe resaltar que no sólo se aplica a un género ya que tanto en pop, como rock y rock en español, el Perú ha detenido el tiempo y los 90´s y 00´s no llegaron jamás.

Ok, muchos dirán, pero si los 80´s es una de las mejores décadas de la música, y puede que sea cierto, aunque para mi cada época tuvo lo suyo, por ejemplo a mi me encantan los 50´s y 60´s, pero eso no quita mi apasionamiento y deleite cuando escucho un nuevo single, o un nuevo cantante o grupo  en escena que llame mi atención. La producción musical a nivel mundial es tan grande que para mí no hay nada más estimulante y gratificante que escuchar los nuevos charts internacionales o canciones no necesariamente comerciales que pueden aparecer aquí como en el otro lado del planeta. Estar al día musicalmente es como beber agua de un río que fluye  por siempre, renovado y fresco, y escuchar música de los 80´s es como tomar un agua estancada desde hace más de 20 años atrás. Te quitará la sed, pero su sabor (aunque el agua sea insabora) ya será conocido y hasta un poco rancio.

Otros pueden decir, el Perú cumbiamberamente sí ha producido bastante música en los últimos años, lamentablemente así es, y el dial de la radio peruana ha quedado dividido en 2 polos, cumbias y rock de los 80´s.  Mención aparte merecen los no alineados, valientes sobrevivientes como radio Doble 9 y radio Filarmonía, que esperemos no tengan el trágico final que tuvo Telestereo, donde podíamos escuchar alternativas a lo convencional, como ellos mismos decían, otra clase de aire.

El Tri, otro cansino grupo que ha sido expuesto hasta el hartazgo, por las radios ochenteras.

Me sorprende y apena ver a muchos niños  y jovencitos comprando todavía sus polos de Iron Maiden, o quienes creen que Kiss es lo más “fuerte” que existe ¿?, o aquellos que viven las canciones de Enanitos Verdes, Prisioneros y Hombres G.
 Aterrizando en la escena local podemos ver casos como el grupo Frágil o Río, grupos que ya no pertenecen a las nuevas generaciones, y por eso cuando uno habla rock (en todas sus variantes) actual con la muchachada, simplemente no saben nada; a menos que  se mencione a los tropicalones de los Yaipén y el Grupo 5.
Quizás la culpa la tenga el terrorismo y la crisis que vivió nuestro país en esa época y que acabó no sólo con nuestra economía, sino también con la industria musical. Ya no más Lp´s  no más discos de vinilo, ahora todo era cassette y para colmo copias análogas que no ofrecían la calidad de ahora. Gracias a ello los grupos ochenteros se han hecho más que conocidos en nuestro medio, se han hecho eternos.

Como dije antes no estoy diciendo que un niño, no pueda tener como referente a un clásico de la música o que guste de algunas canciones anteriores a él,  pero otra es que no viva su época actual, donde asimilaría las últimas tendencias  y así seguir componiendo con cara al futuro, manteniendo viva la cadena de la música.