UN OJEO POR LAS NUBES

4 May
Cuántas veces hemos observando en el cielo aquellas formaciones hechas de gotitas de agua o cristales de nieve que flotan sobre el polvo atmosférico y que en nuestro buen cristiano las llamamos “nubes”. Las nubes normalmente son blancas y parecen suaves, quizás hechas todas de algodón, que muy ocasionalmente pueden adoptar formas peculiares y donde un creativo observador puede descubrir desde un lindo conejito hasta el rostro de Papá Noel. Los más entendidos y que prestaron atención en el colegio recordarán aquellos extraños nombres en latín con el que solíamos llamar en la escuela a las nubes más comunes, como las cúmulos, las nimbus, las cirrus o las estratus. Pues bien, eso era antes, ahora los tiempos han cambiado, el clima está loco como dirán algunos, es culpa del calentamiento global, responderán otros, lo cierto es que la Organización Metereológica Mundial y el Atlas Internacional de Nubes, han ido agregando poco a poco nuevas formas de nubes, algunas bastante pintorescas y otras simplemente increíbles. A continuación una muestra.

Nubes Undulatus Asperatus.- Del latín áspero o rugoso, no producen lluvia y se forman a menos de 2 Km de Altura. Fueron recientemente agregadas en el 2009.

Nubes Morning Glory (Gloria de la mañana).- Estas sorprendentes nubes tubulares son estacionarias ya que se forman en una época determinada del año al norte de Australia. Pueden alcanzar hasta 1,000 Km de largo.

Nubes Altocumulus Lenticularis.- Su nombre viene de la palabra lente o lenteja, se forman principalmente en regiones montañosas y son advertencia de lluvia. Muchas veces han sido confundidas con ovnis.

Nubes Cirrus Kelvin-Helmholtz.-  Parecen el logotipo de una marca de ropa para surfers, pero son producidas por una inestabilidad que se da cuando flujos de distintas velocidades y distintas densidades se juntan. Además  son indicadoras de turbulencias. 

Nubes Mammatus.-  Su nombre viene del latín mamma debido a su parecido con los senos femeninos. Se presentan sólo donde existen cúmulus nimbus. Suelen crearse después de ocurrido un tornado.

Ese fue sólo un vistazo rápido a los variados tipos de nubes (no comunes) que se conocen actualmente. Claro que aún falta mencionar a las nubes tipo arco, las tipo muro, las polares y las actinoformes, aunque esas pueden quedar de tarea para la próxima vez que miremos hacia arriba; o quizás, aprovechando el cielo despejado de Chosica, nos  aventuremos a hacer un poco de nefología.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: