¡Qué lindo!

18 Jul

¿Por qué la gran mayoría de mujeres al referirse a algo, ya sea cosa, animal o persona, y pretenden darle un adjetivo utilizan siempre la palabra “lindo”? Qué es lo que encierra esta mágica palabra dentro del vocabulario femenino, que puede referirse simultáneamente a varias cosas a la vez, y lo que es peor… que sólo ellas saben interpretar o decodificar su verdadero significado, ya que para ellas hay lindos y lindos; encerrando la palabra en sí misma todos los demás calificativos de la lengua española.

Como reza el dicho para muestra un botón, y aquí unos ejemplos de la “lindura” femenina.

Lindo Caso 1

Una amiga, quiere presentarte a su “mejor amiga”  (Nótese que la palabra mejor amiga también tiene un significado oculto para las mujeres, ya que ellas pueden tener un montón de mejores amigas !!!??? WTF)

          Hola Roberto, te presento a mi mejor amiga.

          Hola, qué tal mucho gusto.

          Igualmente.

Después que se fue “la mejor amiga”

– Y ¿qué te pareció mi amiga?- Te preguntan con cara de picardía. (El gesto te ayuda a darte cuenta a qué se quiere referir con la pregunta y lo que realmente encierra)

– Errr…

(Aquí los hombres hacemos gala de nuestra escasa verborragia y sólo tratamos de ceñirnos al limitado mataburros.)

– No pasa nada con tu amiga. (que significa es fea)

– ¿Qué? ¡Pero si es linda!

  

Lindo Caso 2

Esta es una variante del primer caso. Ahora es al revés.

– ¡Hey, mira te presento a un amigo!

Se saludan y luego el amigo se retira.

          Y qué te pareció mi amigo

          ¡Ay!, es lindo.

Después que uno transmita lo que ella piensa al amigo y el amigo emocionado por la respuesta, le lleve flores y gaste todo su dinero en conquistarla, tu amiga te dirá:

– Oye ¡qué pegajoso que es tu amigo!

  

Lindo Caso 3

La chica que te gusta está celebrando su cumpleaños, y te matas todo el día en pensar el regalo ideal, finalmente escoges lo más bonito, que casi siempre es lo más caro, pero bueno no importa, ella lo vale. Llegas a la celebración con un animal en peligro de extinción y de tamaño gigante envuelto en papel de regalo. Los padres de la chica, y los invitados que siempre están atentos para criticar los presentes voltean para ver y ella emocionada va descubriendo su regalo, finalmente abraza al tigre blanco de bengala que le compraste (a ti no) y lo apachurra contra ella, mientras te dice: gracias está lindo. Dentro de ti piensas que todo salió perfecto, luego te das con la triste realidad de que todos los regalos que van llegando, desde el más inadecuado hasta el tuyo, entraron en la misma categoría. Gracias está lindo. 

 

Algunas de tus amigas te podrán decir no, yo no hago eso, pero cuando te das cuenta verás que han optado por el extranjerismo de lindo, que en inglés que es “cute”, porque suena más “nice” y más “fashion”. No importa,  no trates de cambiarlas, ya que si pides a la fuerza a tus amigas que usen un adjetivo diferente, se verá antinatural, incluso grotesco, las mujeres nacieron para llenar al mundo de cosas lindas. Felizmente que fue Adán el que se encargó de dar nombre a los animales, ya que si no estaríamos rodeados de osos-lindos, gatos-lindos, caballos-lindos, etc.

 

Dicen que los hombres somos de Marte y las mujeres de Venus, y ya casi no me cabe la menor duda de que Venus es un planeta muy lindo y lleno de lindura.

Anuncios

Una respuesta to “¡Qué lindo!”

  1. Kiara julio 18, 2008 a 7:20 pm #

    ¡Eso fue demasiado gracioso! Yo también me sentí aludida por el post a pesar de que trato de no caer en esos errores tan seguido -ya sabes, por mi fijación con las comunicaciones y el mensaje objetivo y eso…
    Lo que yo, como mujer, entiendo es que el lidoísmo es una de las tantas consecuencias del empobrecimiento del lenguaje. Las palabras “tierno”, “romántico”, “simpático”, “inocente”, “atractivo”, “educado” (para referirme a tus ejemplos descritos y a las fotos) son logogenes aplastados en el fondo del cerebro.
    ¿Por qué lo hacemos? Simple: resulta mucho más fácil atribuirle todos esos significados a una sola palabra por facilismo, por pereza.
    Creo que en el fondo, lo importante es que, no sólo las mujeres, sino todos maltratamos al lenguaje – no necesariamente en cuando al vocabulario – y que tus ejemplos son algunas muestras de los problemas de comunicación que estamos sufriendo por eso.
    ¡Yo tb quiero postear artículos en este blog! x3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: